En Espera del Momento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En Espera del Momento

Mensaje por Aenys Fuegoscuro el Dom Sep 20, 2015 9:54 pm

Avanzado ya el sexto mes del año 261
Costa Sur de las Tierras de la Discordia

Una gran campaña se avecinaba, aquello era algo de lo que eran conscientes todos allí. El campamento de la Compañía Dorada se encontraba a la espera de noticias, de la orden definitiva proveniente de Lys para empezar la invasión a los Peldaños de Piedra y con ello, dar un pequeño paso más hacia Poniente con la excusa de la guerra contra Tyrosh. Para los clientes era muy importante unificar a las Tres Putas, pues bien irían a ello.

Habían tenido alguna escaramuza en las cercanías, como siempre ocurría en aquellas tierras: siempre en guerra. Aún quedaban algunos reductos de disidentes myrienses que no aceptaban al nuevo gobierno, mientras que los de Tyrosh seguían pugnando por aquellas tierras. Para colmo, otras compañías de mercenarios también estaban apostadas en la zona. "Pues bien, tendremos fiesta asegurada todas las semanas". Era lo que había pensado el Fuegoscuro nada más le dijeron que debían de desplegarse allí y asegurar aquella zona: había que cerrar ese acceso al mar.

El amanecer había llegado hacía ya unas horas y Aenys había escuchado el trajín del cambio de guardia como un eco lejano que se apagaba conforme perdía el interés en el mismo. Flexionó los dedos sobre la cobriza piel de la esclava dothraki que le acompañaba aquella noche y ella pareció responderle con un ronroneo. Cuando más tarde Sad Reid le despertó ya se encontraba descansado, aunque la mujer seguía a su lado. Aegon le había convocado, al parecer había novedades.

El mercenario se incorporó con energía y se dispuso a vestirse. Mientras lo hacía le indicó a la esclava dothraki que podía levantarse de la cama un momento, pero que cuando regresara ya debía de estar de nuevo en el lecho y acompañada de otra de las de su camada. "Vendré después del desayuno". Sin más, salió de su carpa y se enfiló hacia la del Capitán General, su querido sobrino Aegon.

-Buenos días, ¿han llegado ya las ansiadas noticias de Lys? -preguntó nada más llegar, en referencia a la orden de inicio de la invasión- creo que esta noche soñé con barcos surcando los mares. O quizás sería una pesadilla de mi compañera de cama... -añadió ceñudo, todos sabían que los dothraki temían al mar.

Quizás ahora empezaría a reconstruir todo lo de la noche anterior, aunque era fácil disfrazarlo de sueños. A él le daba igual.
avatar
Aenys Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Aegon Fuegoscuro el Lun Sep 21, 2015 10:44 pm

Aegon estaba enojado. Lo había estado desde que empezó toda esta farsa, y continuaría estándolo incluso después de que Tyrosh cayera. El mero hecho de tratar con una familia tan notoria como los Rogare era suficiente para disgustarlo, pero el trato que algunos Fuegoscuros tenían pensado casi sobrepasaba los límites de su paciencia, los cuales no eran para nada pequeños. El joven comandante distraía su mente de tales pensamientos incómodos haciendo lo que mejor se le daba: luchar. Todos los que se atrevían a desafiar la presencia de la Compañía en estas tierras cesarían de existir, y los demás aprenderían de su error. Tarde o temprano aprenderían la lección, pero Aegon esperaba que ofrecieran un poco más de entretenimiento antes.

La mañana era triste; gris y fría. Dentro de los confines del campamento, los reclutas más frescos se dedicaban a levantar las tiendas junto con las esposas e hijos de algunos de los soldados. A la Compañía siempre la seguía un grupo numeroso de gente, compuesto por familias, esclavos, mercaderes, y claro está, putas. No convenía construir un muro de madera, ni erigir atalayas improvisadas en este momento. Las huestes de los Fuegoscuro tenían que contar con movilidad, al menos hasta que llegaran las órdenes que tanto esperaban. En la cima de la colina alrededor de la cual se había asentado el ejército estaba la carpa de Aegon, más grande que ninguna otra. A diferencia de la mayoría, no era dorada, sino roja como la sangre. Dos estandartes de la Compañía Doraba ondeaban cerca de la entrada, pero no había ningún guardia.

El Fuegoscuro levantó su cabeza plateada para fijar sus ojos en Aenys. Estaba acabado de levantar, con el calor del lecho todavía en su cuerpo. Aegon sonrió disimuladamente. Después de unos segundos, la mirada del joven regresó al papel en el cual estaba escribiendo algo, aunque su atención nunca se alejó de lo que decía su tío -“Barcos”- Repitió Aegon, pensando en Tyrosh, sentada en su isla resguardada por el mar -“Esperemos que tu compañera resulte ser profética. Nos vendrían bien algunos de esos”- Volvió a mojar la pluma en tinta, y empezó con otro mensaje -"Todavia nada de Lys, pero..."- Una pequeña pausa, para escribir -“El puente es nuestro”- Para Aenys no haría falta más explicación. Su tío sabía de ese molesto puente que algunos insurrectos de Myr habían logrado defender por un par de días de forma casi milagrosa -"Ah...”- El sobrino alzó la mirada, como acordándose de algo poco importante. Habló en un tono extrañamente casual -“y la Reina está muerta”-
avatar
Aegon Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Aenys Fuegoscuro el Mar Sep 22, 2015 11:30 pm

Y allí estaba él. El hombre convertido en Capitán, aquel que un día fue niño y que precisamente fue Aenys el encargado de acompañarle en aquel tránsito. Estaba destinado a grandes cosas. "No en vano tiene el nombre de Aegon el Conquistador, así como su espada". Para su tío aquella expresiones tan duras y nada felices tenían que ver con los agobios de la edad: no le sacaba todo el partido que debería al vigor de su juventud.

Aenys, tras su pregunta se adelantó para tomar asiento frente al líder de la Compañía Dorada. Le escuchaba la respuesta mientras paseaba la mirada por aquello que era casi un despacho, en busca de algún rastro de vino. Las conversaciones solía entrar mejor con vino. La manera en la que Aegon pronunció la palabra compañera le hizo esbozar una sonrisita.

-Si ya sabe quien será su Semental que Montará el Mundo, no me extrañaría que esté en condiciones de pensar en otras profecías -soltó la bravuconada, como era normal en él. Su puño se cerró con fuerza, asintiendo como antes había asentido su cabeza, en cuanto escuchó que habían tomado el puente. Aquella era una ventaja estratégica importante y era normal que no dependiera de él ya que poco podía aportar la caballería a ese menester. De modo que se dedicó a montar, pero no un caballo.

Luego llegó la revelación, aquella noticia que su sobrino daba como si no fuera importante. La muerte de la usurpadora. Una extraña mueca, nacida de la incomprensión de dibujó en su rostro.

-¿Como mierdas...? -empezó perplejo y quedándose algo trabado- ¿Como mierdas ha podido morir la reina? -para Aenys una mujer muerta era una una mujer menos con la que intimar potencialmente. Veía mucho más provechosas, entonces, las muertes de los hombres y participaba activamente en ellas, claro- alguien que quiere colocar a su putita en su lugar, porque joder, no creo que se haya muerto sola -apostó.

El caballero desconocía los juegos de la corte, pero imaginaba que algo había detrás de aquello.

-¿No me vas a servir vino, Capitán? Se me está quedando la boca seca de tanto maldecir...
avatar
Aenys Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Aegon Fuegoscuro el Miér Sep 23, 2015 11:25 pm

Si alguien era capaz de mejorarle el día, era su tío Aenys. Eran muchas las vivencias que habían compartido, y Aegon siempre se sentía agradecido por su apoyo, consciente que él había sido el responsable de ponerlo en este camino, hace ya alrededor de doce años. A pesar de las diferencias marcadas entre las personalidades de los dos Fuegoscuros, habían resultado ser extrañamente compatibles, incluso después de que el joven alcanzó un rango superior al del maestro. No hacía falta una persona particularmente observadora para darse cuenta que Aenys disfrutaba de ciertos lujos que se debían a la posición de su sobrino, y a la confianza que este último tenía en el jinete libertino. Su lugar en la jerarquía de la Compañía era intocable, y su salario era más que generoso, incluso para un miembro de su valía.

Para la desgracia del caballero Fuegoscuro, no parecía haber vino a la vista. En cambio, la tienda estaba repleta de baúles y estanterías de madera, con la cama en el fondo, y la bañera detrás de un telón escarlata. Parecían haber innumerables mapas, no solo de Essos, sino también de Poniente y otras tierras, como Yi Ti. El más grande de todos estaba abierto de par en par sobre una mesa de considerable tamaño, y enseñaba en detalle las Tierras de la Discordia, mientras que otro que colgaba del techo ilustraba a Tyroch, con cada calle y edificio. Ese había sido excepcionalmente caro. Aegon no tenía objetos que servían una función puramente ornamental, pero en su lugar habían todo tipo de trofeos, desde largas trenzas Dothraki hasta cascos de Inmaculados. Habían estandartes de otras compañías mercenarias, la mayoría rotos y algunos incluso un poco quemados.  La espada quebrada de Lucas Tormenta se encontraba inclinada contra uno de los pilares de madera que sostenían toda la estructura.

El comportamiento atrevido de su tío no pareció molestar a Aegon, quien incluso sonrió ligeramente de nuevo -“Así que una Dothraki esta vez? Me parece una elección extrañamente apropiada, tío”-

La expresión de sorpresa de Aenys hizo que su sobrino arqueara una ceja -“Las mujeres mueren, igual que los hombres, y el papel de reina es uno muy codiciado”- Su tono era frio, pero al menos estaba mostrando un poco más de interés en el tema. Por fin terminó de escribir, y dejó la pluma dentro del tintero -“Muy observador”- Aegon le dedicó otra sonrisa a su familiar, aunque esta vez parecía casi insidiosa.

Vertió algo de cera dorada sobre la carta para sellarla, y luego le aplicó su sello personal, un dragón monocéfalo, antes de levantarse -“Hay varios rumores circulando…”- Caminó algunos pasos hasta un mueble humilde de madera, y se arrodilló para abrirlo -“Los más ignorantes dicen que murió dando luz a un monstruo, mitad hombre mitad dragón…”- Cuando se levantó, sostenía una botella de vino intacta y dos copas de cobre -“Quizás me equivoque, pero yo soy de los que piensan que un embarazo precede al parto”- Sus palabras tenían un tono sarcástico, levemente burlón. Dejó una copa en la mesa y se dispuso a abrir la botella -“Otros piensan que lo hicieron los Llamabrillante, como alguna especie de venganza por lo que le pasó al patriarca de la familia”- Le sirvió algo de vino a su tío, con sus ojos enfocados en la copa mientras se llenaba -“Pero la que más interesante me parece es otra historia…”- Empezó con su copa, cuando la de Aenys estaba casi rebosando -“¿Y si los Rogare están involucrados?"-
avatar
Aegon Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Aenys Fuegoscuro el Jue Sep 24, 2015 7:52 pm

Era cierto que allí había mucho mapa pero Aenys tampoco les prestaba mucha atención. Las tropas podían colocarse como fichas en un mapa, pero conocer la situación de todos los movimientos en una tierra como aquella era algo ciertamente estresante. "Con razón el chico es así". Prefería las campañas más directas y claras, como la que supuestamente emprenderían próximamente. Luego, cuando empezó a hablar lo hizo de sus mujeres favoritas.

-¿No las has probado, Aegon? El exilio es amargo. Conviene, al menos, deleitarse con lo exótico que tiene. Me considero afortunado por ello -hablaba así de las esclavas que tenía en su carpa. Era cierto que en la misma Compañía, la mayoría prefería que el salario se alguien tan implicado como el Fuegoscuro se gastara en armamento y hombres y no en ese tipo de cosas, pero a Aenys le daba igual y le escupía en la cara a quien le tosiera, como mínimo- la reina era más joven que yo. Ahora cuando sometamos Poniente me tendré que quedar sin tomarla a ella, joder -se lamentó. Estaba claro que para él, aquello habría redondeado la victoria final.

Escuchó los rumores y puso gesto serio mientras No tenía ni puñetera idea de quien podría haber sido, pero en todo aquel conjunto de posibilidades había algo que le escamaba.

-¿Nadie piensa en nosotros? Poniente subestima a mi querido hermano. Capullos. Pensaba que nos tendrían en cuenta al menos para esto -tomó la copa y la alzó, pero se le derramó un poco de contenido- Espero que hayan sido los Rogare, sí. ¿Si no para que nos van a meter en su guerra? Si van contra los Targaryen necesitarán alguien que no se vaya a aliar con ellos seguro. No conozco a nadie mejor que nosotros para eso.

Tras esa curiosa reflexión le hizo un gesto a su sobrino para que brindara.
avatar
Aenys Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Aegon Fuegoscuro el Vie Sep 25, 2015 6:47 pm

Aegon estaba usando una túnica gris de diseño simple, sin mangas y con el pecho abierto. Vestimenta para los meses más cálidos de un Verano largo -“Todavía no”- Dijo, usando un tono casual. Era un hombre metódico y racional, pero un hombre al fin y al cabo, de sangre caliente y joven. La vida le ofrecía recompensas, y él las tomaba cuando le apetecía -“No quisiera privarte de tu entretenimiento"- La reputación de su tío era bien conocida no solo dentro de la Compañía, sino afuera también. Aegon se preguntaba cuántas cortesanas, como el las llamaba, habían viajado al campamento por la promesa de ser usadas por este hombre relativamente adinerado, en lugar de un soldado raso y vulgar. El comentario sobre Rhaella no pasó desapercibido, pero el Fuegoscuro hizo poco más que encogerse de hombros antes de hablar -“No pierdas esperanza; pronto habrá una nueva”-

-“¿Y qué propósito habría servido asesinar a la mujer, tío?”- El joven bebió vino por primera vez en la conversación, un mero sorbo mara mojar sus labios -“El que puede matar a la Reina, puede matar al Rey. Está claro que el responsable se beneficia de que Maegor esté vivo, por ahora”- Un Escarabajo entró en la carpa, oscuro y silencioso como una sombra. Se llevó uno de sus puños al pecho y dobló su cintura hacia delante, inclinándose para ofrecer un saludo respetuoso a sus dos superiores. Aegon se le acercó con paso seguro y acto seguido le entregó la carta que había estado escribiendo -“Buenos vientos, hermano”- Dijo el dragón mientras le ponía una mano en el hombro. El soldado de armadura negra asintió ligeramente antes de salir de la tienda.

Eso último que dijo su tío si causo una reacción en su sobrino, más acentuada que antes -“Nosotros no somos los aliados de nadie. El trono nos pertenece a los Fuegoscuro, no a ellos. Si intentan tomarlo, serán enemigos, igual que los Targaryen. Si quieren Poniente tendrán que seguirnos a nosotros, no al revés”-
avatar
Aegon Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Aenys Fuegoscuro el Sáb Sep 26, 2015 7:33 pm

-No soy un hombre celoso -responde él, dándole a entender que tampoco quería acaparar a las chicas. De todas maneras no era su intención estar hablando sobre las esclavas y su uso durante mucho tiempo... así que simplemente asintió con la cabeza, dejando una sonrisa voraz ante la mención a una nueva Reina que pudiera ser profanada.

Aegon parecía tener sus dudas también respecto a aquella muerte pero con un hábil razonamiento pudo mostrar porque se descartaba a los Fuegoscuro de aquel suceso: ellos habría matado al Rey, directamente. Observó como le entregaba esa carta a uno de sus hombres, un Escabajo. Había compartido el campo de batalla con aquellos hombres, tan distintos de los suyos. Les respetaba, así que pudo dedicar un gesto amable y no volvió a hablar para no interrumpirles. El Capitán General quiso después reivindicar el lugar de su Casa. Obviamente, Aenys pensaba lo mismo.

-El dinero les puede hacer creer la ilusión de que somos su putita. Pero se deberán de dar por satisfechos con Tyrosh -no se imaginaba a los Rogare sometiendo a Poniente, en cambio a ellos mismos sí- pero dime, sobrino, ¿cual será nuestro siguiente paso ahora? ¿que hay de esa carta de antes? -se gira y señala a la puerta, por la que antes había salido el Escabajo- esta noticia animará a los nuestros. Supongo que se acerca nuestro momento de mover ficha para no quedar al margen, ¿seguimos esperando a la flota?
avatar
Aenys Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Aegon Fuegoscuro el Mar Sep 29, 2015 9:19 pm

-“Bueno saberlo”- Fue su corta respuesta ante la afirmación que su tío hizo con respecto a la esclava. Al igual que el jinete Fuegoscuro, Aegon estaba ya bastante cansado de ese tema. Su interés inicial se había desvanecido casi por completo. En cambio, cuando la conversación regresó a un curso más importante, su mirada pareció reavivarse. Aunque en lugar de pensar en el dinero, su mente se desviaba hacia la recompensa que los Fuegoscuros, o al menos algunos de ellos, realmente querían recibir. Aegon se había mostrado firmemente en contra de tales planes, y su punto de vista todavía no había cambiado.

-“Haremos lo que siempre hemos hecho; honrar nuestro contrato. Pero nada más”- Tomó otro sorbo del vino
-“Lucharemos por su dinero; pero siempre recordaremos que debajo del oro, está el acero amargo”- Estaba claro lo que quiso decir con eso. Aenys sabía que la Compañía Dorada no era solo un conglomerado de mercenarios, sino un ejército con causas más profundas que las meras riquezas. Aegon miró hacia fuera de la tienda cuando su tío habló de la carta –“Nos seguimos preparando. Nada ha cambiado”- Giró ordenadamente, mirando a Aenys, y luego al mapa -“La carta está dirigida a un hombre que se ha autoproclamado “Lord Pirata”. El necio ha estado sirviendo de corsario a Pentos, pero creo que puedo convencerlo para que se nos una contra Tyrosh”- Se acercó al plano de la ciudad, y bebió un poco más de vino mientras lo observaba -“Los cazapiratas del Arconte capturaron y ejecutaron a sus dos hermanos. Los hirvieron vivos, si no me equivoco”- Se dirigió nuevamente a su tío -“Odio tratar con esa alimaña, pero detesto aún más depender de Lys. Esta mañana, antes de que llegaras, le he mandado una carta similar a Nalen Celtigar, Capitan de la Quinta. Desde hace unos días ha estado acampando en las costas del oeste, dedicándose a talar árboles y construir barcazas. Nos vendrán bien para el transporte de grupos más pequeños entre los Peldaños de Piedra"-
avatar
Aegon Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 20/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Aenys Fuegoscuro el Dom Oct 04, 2015 7:15 pm

¿Bueno saberlo? Aquella era una curiosa respuesta. Quizás en otro momento retomarían aquel punto.

Aegon parecía bastante contrariado ante la situación que se les presentaba, lo cual no era una novedad. No le gustaba aquella situación, aquel trato, aquel último contrato. Aenys podía suponer que todo lo que se escapaba del mundo de las espadas hacía que el joven Dragón Negro se sintiera incómodo, y efectivamente, detrás de todo aquello había mucha política. "A la mierda la política, esto es (y siempre lo fue) una guerra".

A nadie se le escapaba que al Fuegoscuro se le iluminaban los ojos solo con pensar la proximidad a Poniente con aquel encargo. Había sido escudero en la última gran derrota a las puertas de Desembarco del Rey y no veía otra manera de lograr el trono que con aquel acero amargo del que precisamente hablaba su sobrino. En cambio este, no veía la oportunidad de la misma manera que él.

Quizás con el tiempo podría conseguirlo. Quizás Aenys lograra hacerle ver que más allá de los contratos el escenario se pondría de su cara, que llegará el momento en el que podrían mover ficha, por su cuenta, y romper la bajara. Romper todo aquel castillo de naipes los políticos se habían esforzado en montar. El fragil equilibrio de las palabras y las intrigas, la futilidad de los miedos y las amenazas... contra el deseo de venganza y la gran causa del ideal de la Compañía, de los Fuegoscuro.

Los Peldaños de Piedra, Tyrosh, Piratas, Corsarios y Capitanes. Aquel era un mundo que se le escapaba. Él era jinete y de aquella manera sus hombres montados tenían poco que hacer en una guerra como aquella. Aenys y los suyos, en aquel escenario, eran poco más que cualquier otra tropa. Pero esperaría su momento, mientras aún siguiera en las Tierras de la Discordia podría cabalgar como gustaba y cuando tocara emprender un viaje en el mar, lo haría... pero aquello sólo sería un trámite. Sus caballeros galoparían en Poniente y aquella guerra, aquel contrato, sería la excusa para ello.

-Un hombre humilde, por lo que veo -respondió a lo que le dijo Aegon sobre el Lord Pirata- otro se habría proclamado Rey. Pero no me fiaría del Celtigar, siempre fueron las putillas de los Targaryen. Cuídate de la traición, sobrino. Un ojo desde Desembarco del Rey siempre está puesto en nosotros... podría tratarse de una trampa -Aenys siempre había sido muy paranoico- creo que lo mejor será llevarse por delante ese Nalen, hace tiempo que no cortamos cabezas ponentís.

Así pensaba Aenys. Ahora que estaban acampados en labores de tala y construcción lo mejor sería dedicarles un bello ataque relámpago. No tendrían escapatoria.
avatar
Aenys Fuegoscuro
Compañía Dorada
Compañía Dorada

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 10/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En Espera del Momento

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.